miércoles, 21 de septiembre de 2011

Desahogo...

Hoy no voy a poner noticias sólo voy a desahogarme...
Estoy harta de esperar algo que no va a llegar, no es la primera vez que esto sucede y yo sigo dando oportunidades, sigo perdonando, sigo esperando que todo vuelva a ser como antes, sigo esperando que no sólo me necesites cuando todo te va mal, esperando que quieras compartir tu felicidad conmigo. Diez años han pasado desde la primera vez que hablé contigo, desde la primera vez que te vi y siempre es igual, me alejas, me acercas, parece que juegas conmigo, parece que mueves los hilos a tu antojo. Y sigo pensando que si me hablas ahora lo olvidaré todo, te perdonaré por este tiempo que me dejaste de lado por tu felicidad, obviaré que cuando te sumerges en tu vida yo no soy necesaria... Quizás ha llegado el momento de no volver la vista atrás, quizás debería pensar en todo lo que sufrí por no poder hablar contigo, quizás debo entender de una vez por todas, que no vemos esta amistad de la misma manera. Quizás ha llegado el momento en que debería coger los buenos recuerdos, las risas, las lágrimas, los enfados, el dolor... y enlatarlos para siempre.
Y sé que no podré evitar hablarte la próxima vez... Porque aunque pasen tres, cuatro o cinco años sin que hayas dado señales de vida, sigues siendo importante para mi, sigo queriendo ver tu sonrisa y recordar esos momentos felices, efímeros pero eternos...
Ya me da igual si esto llega algún día a tus ojos, o a tus oídos (tenemos amigos en común muy cotillas) porque no te estoy culpando de nada, porque no escribo esto para herirte, lo escribo para desahogarme y quitarme este dolor que tengo en el pecho...
No voy a esperar de nuevo que recapacites o que te des cuenta de que has hecho lo mismo de nuevo, pues la vez anterior no te diste cuenta...
Dentro de dos, cinco o quizás diez años, volveremos a vernos, volveremos a hablar y no habrá pasado el tiempo, para ti habrá sido un suspiro, para mi... la confirmación de un hecho. No soy importante en tu vida aunque así lo quiera...

2 comentarios:

NpsNgs dijo...

¿Pero que te ha pasado alma de cantaro? aaaaaish, la vida es dura, bastante y a veces cruel e irónica, nos hace dar vueltas como peonzas, para luego dejarnos mareados y sin saber si vamos por el camino que creíamos o por el equivocado.
Pero hay que seguir adelante con nuestras vidas, por que si esperamos algo, pasará el tiempo y no habremos podido realizar nuestros sueños o al menos haberlo intentado.

¡MUUUUUUUCHOS ANIMOS!

Asurmen dijo...

No te puedo dejar sola eh? :)

Como le he pillado un poco de aversión a internet, tengo un montón de cosas que contarte y me encanta tu voz, porque te imagino sonriendo, pues pienso llamarte muy pronto, tal vez hoy o mañana y hablaremos como hacíamos siempre. Y espero que recuperes esa costumbre de contarme las cosas, porque aunque no lo dijese nunca, a mi me encantaba :). Un besiño hermanita.