domingo, 25 de abril de 2010

Recordando Besos De Melocotón...

¿Cómo puede ser que un simple chupa-chúps de melocotón te transporte lejos, muy lejos de donde estás en ese momento?
Recuerdo la primera vez que lo probé, tú siempres estabas con esos caramelos, a mi no me gustaban los chupa-chúps, me dijiste que lo probara, que me sorprendería, recuerdo que era dulce pero sin ser empalagoso, que era un sabor que no había probado nunca, y tú te echaste a reír... y gritaste "Eso es un beso indirecto" y te fuiste corriendo. Cómo odiaba que hicieras eso. No quise volver a comer chupa-chúps y menos si me los dabas tú, no entendía a que venía tanta tontería. Pero sobre todo no quería comer esos caramelos porque me recordaban a tí. Eran frescos, dulces y ácidos al mismo tiempo.
La siguiente vez que lo pobré ya fue un beso de melocotón. Lo que nos reíamos cuando la gente nos miraba raro por decir que nos apetecía "un beso de melocotón"
Sigo tomando esos caramelos cuando estoy triste, cuando quiero sentirme cerca de lo que era antes, cuando creo tu podrías estar acoplado a mi nueva vida, que serías mi mejor amigo, mi confidente, y que compartiríamos muchos secretos de melocotón, aunque ya no fueran besos.
Y pensar que a mi ni siquiera me gustaban los chupa-chúps....

2 comentarios:

Sacerdotisa dijo...

He probado muchos chupa-chups, pero creo que nunca con sabor a Melocotón.. que curioso... aquí no ha llegado jajajaj

Chise dijo...

Bueno, a mi tampoco me gustaban las chicas de pelo naranja antes de conocerte :D